Posted: 14 enero, 2014 By: Comments: 0

Aprende a enviar mailing y empieza 2014 con buen pie

Si en tu empresa apostáis por el mailing como forma de comunicación con vuestros clientes… Estáis de enhorabuena. Os damos algunos consejos para iniciaros y sacar provecho de vustros envíos.

Aprende a enviar mailing

Aprende a enviar mailing

¿Qué características debe tener un envío masivo?

Los envíos de mailing se realizan con la intención de dar mayor difusión a una información, novedad, propuesta comercial, etc. Con tal de ofrecer contenido de calidad a nuestros destinatarios, de forma legal y eficaz, debemos contar previamente con su consentimiento para realizar el envío. En caso contrario, estaríamos enviando spam.

¿Cuáles son los beneficios de enviar mailing?

En primer lugar, mejora la comunicación entre la empresa y los clientes, puesto que el mailing es la forma más rápida y sencilla de comunicar. Además, aumenta los beneficios, puesto que el envío masivo de emails es el método de retorno de inversión más rentable que existe.

¿Por dónde empezar?

En esta ‘guía rápida’ de iniciación al mailing destacaremos tres conceptos fundamentales: Periodicidad, Contenido e Interés.

Periodicidad

Es uno de los elementos principales del mailing. Debemos mantener una regularidad en los envíos para que los clientes se acostumbran a ver nuestros correos en la bandeja de entrada. Sin embargo, no hay que enviar por enviar: debemos ofrecer contenido de interés para nuestros receptores, o conseguiremos que se den de baja de nuestros envíos o, peor aún, que nos marquen como spam.

Contenido

El contenido del mensaje debe ir acorde al público al que nos dirigimos. Como en toda comunicación, es importante repetir las ideas fundamentales de forma precisa y original, ya que nuestro mailing debe destacar por encima del resto. Para ello, debemos tener en cuenta:

– Asunto: es una de las partes fundamentales de un mailing puesto que, en función del asunto, el destinatario abrirá o no el mensaje. ¡Piénsalo detenidamente!

– Landing page: es la página en la que aterrizará el receptor del mailing tras clicar sobre el call-to-action. Qué prefieres, ¿que lleguen a la tienda, a la portada de tu web, a tu blog…?

– Enlaces: incluye enlaces que sean de interés para el destinatario. De esta forma, incitarás al clic sin perder suscriptores.

– Redes sociales: adjunta enlaces que lleven a tus perfiles en las redes sociales. Al fin y al cabo, cuantos más seguidores tengas, más fácil te resultará comunicarte con ellos.

Interesante

En las primeras campañas tendrás que analizar e imaginar qué tipo de contenido puede resultar interesante para tu público. Sin embargo, se trata de una cuestión que irás descubriendo poco a poco con el paso del tiempo, a través del contacto con los suscriptores: gracias a las estadísticas de Sarbacán tras el envío de una campaña, observarás quién ha clicado y en qué enlace lo ha hecho, por lo que podrás determinar qué temas interesan más a tus receptores para ponerle más énfasis en el siguiente envío.

También puedes aumentar el interés de tus destinatarios a través de encuestas, promociones, descuentos, eventos..